Periodistas por un Año a favor de la lectura

La Romana

La solidaridad y el compromiso social son los valores que caracterizan a la generación de Periodistas por un Año (PPA) 2018. Hace unos días fue publicado en esta sección un reportaje sobre la Escuela Tzu Chi, que mostró las necesidades de este centro educativo.

Al oeste de La Romana se encuentra el sector Juan Pablo Duarte, conocido desde sus inicios como “El Basurero”. La miseria se propagó en este humilde lugar como consecuencia del huracán Georges en 1998. La principal labor y entretenimiento de los niños era buscar entre la basura, pues la comunidad estuvo carente de escuelas y lugares de esparcimiento durante este período.

Al ver esta triste realidad,  la fundación Tzu Chi llevó su “mano solidaria” a este sector para entregar donaciones a los más afligidos. En el año 2000 fundan la Escuela Básica Tzu Chi, para impartir educación y preparación moral a los infantes de este barrio.

De la mano con la lectura
Con el objetivo de fomentar la educación e incentivar al infante a la lectura para el buen aprendizaje y un mejor futuro, la generación de Periodistas por un Año en colaboración con la fundación Tzu Chi hizo entrega de una donación de libros para la biblioteca de la escuela el pasado 23 de octubre.

Al llegar a la institución se apreciaban los rostros alegres de los pequeños, que con la misma alegría prepararon una danza, como parte de la bienvenida, en la que figuraban niños vestidos de ángeles acompañados de chicas que bailaban al ritmo de una música de adoración.

Luego de tal recibimiento, las periodistas impartieron un taller de lectura con los estudiantes. Leyeron cuentos con moralejas que los hacían reflexionar. Cada uno compartía lo aprendido y, finalmente, los incentivaron a dedicar tiempo para leer diariamente.

La directora del centro, Ana Polanco; Santa González, psicóloga escolar, y la bibliotecaria Lina Eusebio expresaron sus palabras de gratitud a la fundación y a los periodistas del LISTÍN DIARIO.

Entre las carencias materiales del centro se encuentran el mantenimiento de la pintura, la energía eléctrica, agua potable, y pupitres. Mientras que en los alrededores del centro los moradores  y estudiantes aún sufren la falta de calles asfaltadas y aceras.

Autor entrada: Bretania Aquino

Deja un comentario