Mujer que dormía en una silla ya tiene quien la cuide

Santo Domingo

Solángel Rivera, la anciana mayor que vivía en la habitación de una casa en el sector Los Ríos, en la capital, y que tenía como cama una silla, donde dormía, tras ser abandonada por sus familiares, está ahora a buen resguardo después que el Consejo Nacional de la Persona Envejeciente (CONAPE) la acogió y la llevó a vivir a uno de sus centros.

“Está sonriente, con buen ánimo, y expresando con gestos de cariño la tranquilidad que siente al estar en un lugar donde recibe amor, cuidados y asistencia médica”, reveló Nathali María, directora delConape, tras realizar una visita al albergue.

Los directivos del Conape se interesaron por el caso de la señora Rivera después de que LISTÍN DIARIO publicara un reportaje, el pasado miércoles 24 de octubre, sobre el estado y la situación en que vivía la envejeciente en una pequeña habitación de una casa del barrio La Esperanza, en Los Ríos.

“Tengo hambre, dame algo, mija, búscame un chin de arroz”, fueron las repetidas frases pronunciadas por Solángel Rivera cuando se percató de la presencia de los reporteros de LISTÍN.

Ahora, en el centro de acogida del Conape, la señora Rivera recibe una dieta equilibrada, con aporte calórico y proteico, así como la hidratación necesaria para fortalecer su estado en general.

Indicó que tras el Conape  acoger a la adulta mayor se han presentado varias personas a la institución, alegando ser familiares y allegados.

También han recibido llamadas de personas interesadas en conocer su ubicación y estado de salud.

Reiteró que la señora Solángel Rivera permanecerá en el centro de acogida del Conape, recibiendo el cuidado y atención que amerita hasta que concluya la investigación que se lleva a cabo.

Conape continúa implementando el protocolo de asistencia a la adulta mayor, evaluando su situación de salud con las analíticas correspondientes, analizando su condición física y mental, los componentes nutritivos, y si tiene deterioro cognitivo.

Autor entrada: Bretania Aquino

Deja un comentario