Desalojos provocan disgustos en barrios

Santo Domingo

Con la incertidumbre de no saber si al día siguiente será su casa a la que los militares le estarán “tumbando” la puerta para que “rápidamente” y aun en la aurora del día tengan que abandonar el lugar en que han vivido para que este sea demolido, decenas de familias se acuestan diariamente en los sectores Los Guandules y Gualey, por el proyecto Domingo Savio.

Los desalojos que realiza la Unidad para la Readecuación de La Barquita y Entornos (URBE), y que en su momento realizará la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret) hacen que hoy se respire un ambiente de intranquilidad y disgusto entre habitantes de la orilla del río Ozama.

“Sin dinero no me puedo mudar, ellos te dan un cheque en blanco, y el día del desalojo, cuando te tumban la casa y ya en el camión, es que te lo firman”, fue la queja de una madre de familia en las que hay varios niños pequeños mientras narraba el drama que se vive en el lugar a partir del inicio de los desalojos.

Criticaron además la imprudente y violenta forma en que los militares que envía Urbe van a las 6:00 de la mañana a desalojar las viviendas.  Explicaron que tienen niños pequeños, que ya iniciaron un año escolar, y que no pueden buscar casa de un día para otro, al igual que los que viven con personas mayores o con alguna condición especial, por lo que exigen un aviso “con anticipación”.

Además del accionar de los desalojos, los lugareños se quejan de la cantidad de dinero que reciben para que abandonen las viviendas.

Autor entrada: Bretania Aquino

Deja un comentario