Beep béisbol: juego de pelota especializado en personas con discapacidad visual

Santo Domingo

Al entrar al play número tres de softball del Estadio Olímpico se observa a simple vista a un grupo de hombres pertenecientes al equipo “Huracanes del Caribe” jugando al béisbol.

Sin embargo, al acercarse se pueden percibir detalles peculiares: los jugadores tienen antifaces que cubren sus ojos y tratan de capturar una pelota de softball que emite un pitido.

Así son los entrenamientos del beep béisbol, un deporte que permite a personas con discapacidad visual practicar una de las principales pasiones de los dominicanos: la pelota.

En 2014 la Fundación Francina Hungría trajo a República Dominicana la modalidad y de esa forma se convirtió en el único país de Latinoamérica en tener un equipo de béisbol en el que las estrellas son personas con discapacidad visual.

Para este juego los principales aleados son el oído y el tacto.

Jugadores
Cristian Sánchez, de 45 años, perdió parcialmente la visión hace cuatro años. Después de contraer toxoplasmosis su vida se sumió en un vacío, pero después de que se integró al equipo hace dos años todo le resulta mejor.

“Vivía en mi casa encerrado, no quería salir aún con poca visión, pero después de que conocí el beep béisbol otra puerta que se me abrió”, comentó el padre de dos niñas.

Ahora forma parte del grupo de jugadores que son entrenados por el estadounidense Tim Hibner, quien se ha alzado con cuatro títulos de la Serie Mundial de beep béisbol y está en el Salón de la Fama de la disciplina en Estados Unidos, y les enseñará durante una semana tácticas para coronarse en el próximo torneo mundial Tulsa 2019, que será celebrado en Oklahoma.

Sánchez está cursando el tercero de bachillerato, y aunque duró 21 años sin estudiar desea ser profesor para orientar a las personas a respetar a los no videntes.

Eric Francisco Ramírez, de 23 años, entró en marzo de 2017. Se unió después de conocer que compañeros con discapacidad visual formaban parte del grupo.

“A pesar de que uno tiene una discapacidad puede ejercer un deporte de cualquier tipo, eso demuestra que es como cualquier persona convencional y que puede desarrollarse y recrearse en algo que le guste”, comentó el joven.

Eric perdió la vista a los ocho años.  Hace tres años terminó la escuela, y en noviembre iniciará la carrera de Derecho con el propósito de colaborar con las leyes relacionadas a personas con discapacidad y hacer que aquellos que tengan alguna condición sean incluidos en la sociedad.

“Mis padres no sabían que una persona no vidente podía jugar pelota y ellos se sintieron muy bien de que uno pueda participar en un deporte”, finalizó el joven.

Hasta ahora el deporte solo se práctica en Santo Domingo, pero según comentó Francina Hungría a reporteros de LISTÍN DIARIO están haciendo todo lo posible para que se pueda extender a otras regiones del país.

¿Cómo se juega el beep beisbol?
El beep beisbol tiene solo dos bases, la primera y la tercera. Ambas tienen aparatos que emiten sonido para que el jugador identifique dónde están.

La pelota también tiene un sonido, aunque diferente al de las bases. Así que el pelotero podrá batear solo cuando escuches cerca el pitido.  Los seis jugadores todo el tiempo tendrán antifaces, ya que algunos ven más que otros y de esa forma todos estarán en la misma situación. Los partidos duran 6 entradas, cada una con 4 outs. “Te van a hacer 4 pitcheos, puedes dejar pasar uno, si le das a la bola te van a activar, si le das por tercera te van a activar la base de primera. Tienes llegar a la base antes de que agarren la bola, si agarran la bola antes de que llegues es un out, si llegas antes de que agarren la bola es una carrera”, dijo Sánchez.

LOS POCOS VIDENTES
En el campo de juego solo hay una cantidad limitada de personas videntes: el lanzador, el receptor y unos “explorers”, estos últimos se encargan de “cantarles” las jugadas a los peloteros.

“Los explorers estarán detrás de nosotros cantándonos las jugadas y el propósito es si batea por tercera te van a activar la base de tercera para que no haya inconvenientes entre el jugador que está buscando la bola y el corredor”, contó Sánchez.

En la República Dominicana se practica desde 2014, cuando la Fundación Francina organizó el primer “Clásico de Beep Béisbol”, en el Estadio Quisqueya. Asistieron aproximadamente cuatro mil personas.

En 2017 los Huracanes del Caribe viajaron a Miami para la Serie Mundial Wellington 2017, donde llegaron a estar en la posición 17 de los 24 equipos que participaron.

El beep béisbol se originó en los Estados Unidos en 1964, y desde entonces se ha popularizado en el mundo.

Autor entrada: Bretania Aquino

Deja un comentario