60 pacientes de Cedimat han recibido diagnósticos con cápsula endoscópica

Santo Domingo

Unos 60 pacientes han tenido la experiencia de tener un diagnóstico médico en la Unidad de Gastroenterología de Cedimat, utilizando la tecnología de la cápsula endoscópica, una píldora que es tomada vía oral y va capturando imágenes en su camino por el tubo digestivo que permiten detectar la existencia o no de enfermedades del esófago, estómago, intestinos y colon sin necesidad de sedación.

La cápsula, que forma parte de los avances médicos que se han introducido al país en los últimos años, tiene una batería que puede durar 14 horas en el organismo y realiza de cuatro a seis fotografías por segundos.

Los especialistas mantienen mediante monitores un seguimiento del dispositivo en el organismo hasta que llega al intestino para ser expulsado de manera natural.

Previo al estudio, el paciente requiere de una preparación. El protocolo establecido por Cedimat indica que el paciente debe asistir a una consulta previa y que preferiblemente  semanas antes del examen debe evitar tomar derivados de la aspirina si lo usa de forma habitual, así como medicamentos que contengan hierro.

También debe evitar protectores de la mucosa gástrica tipo antiácidos 24 horas antes de la prueba; acudir al estudio con prenda de dos piezas y  tener una franela preferible de algodón debajo de la ropa y una chaqueta o sweater sobre la franela.

Evitar aplicarse cremas o aceites en el área del abdomen, dos días antes del estudio tener una dieta pobre en residuos como productos integrales, cascaras, semillas, fibras, granos y 24 horas antes del estudio sólo ingerir líquidos entre ellos gelatina, sopas coladas, jugos, agua de coco y té, evitando alimentos de color rojo.

Debe tener al menos 8 horas de ayuno, mantenerse a un metro de la fuente de teléfonos inalámbricos y wifi, separarse a 2-3 metros del microondas mientras esté conectado al sistema, evitar sentarse en superficies metálicas mientras lo mantenga instalado y 20 minutos antes del examen ingerir 5 ml de simeticona con medio vaso de agua.

Una vez se le han colado los sensores o el cinturón y la videograbadora, se procede a ingerir la cápsula con medio vaso de agua; tras dos horas de haber ingerido la cápsula, puede tomar su medicación habitual, un vaso de jugo claro o agua de coco; las 4 horas puede ingerir un alimento líquido claro.

A las 6 horas puede ingerir una dieta normal suave; durante el tiempo de realización del examen es importante realizar actividad física moderada para permitir el desplazamiento de la cápsula; una hora antes de regresar al centro, si aún no ha expulsado la capsula, ponerse supositorio de glicerina o enema evacuante.

Tras 7 u 8 horas el paciente debe regresar al centro de salud para retirarle la grabadora y el cinturón. Es importante que comunique cuando ha expulsado la cápsula.

Con ello se busca tener garantía de la calidad de su examen. La tecnología de la cápsula o píldora endoscópica es utilizada en Cedimat desde hace tres años dentro de sus ofertas de imágenes diagnósticas de enfermedades del esófago, estómago, intestino delgado y colon, explicaron especialistas del centro.

Es aplicable en todos los pacientes. En menores de ocho años o personas que no pueden tragar se coloca por vía endoscópica.

En ocasiones se usa como complemento diagnóstico ya que caso de detectar cualquier lesión no toma las muestras para biopsias y mientras está en el organismo el paciente no puede hacerse resonancia magnética.

Autor entrada: Bretania Aquino

Deja un comentario